miércoles, 14 de octubre de 2009

Hablando de Budismo: koan y haiku

Un koan es, en la tradición zen, un problema que el maestro plantea al novicio para comprobar sus progresos. Muchas veces el koan parece un problema absurdo, ilógico o banal. Para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional y aumentar su nivel de conciencia para adivinar lo que en realidad le está preguntando el maestro, que trasciende al sentido literal de las palabras.
Quizá el koan más famoso es aquel en el que el maestro da un aplauso y dice: "Este es el sonido de dos manos, ¿cuál es el sonido de una sola mano?"

El haiku consiste en un poema breve de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. Es una de las formas de poesía tradicional japonesa más extendidas.
Un par de ejemplos:

La larga noche;
el sonido del agua
dice lo que pienso.
***
Al ladrón
se le olvidó
la luna en la ventana.

1 comentario:

Ana dijo...

Me encantan los haikus pero especialmente éste:
Este camino no
lo recorre ya nadie
salvo el crepúsculo.
Además, de ahí sale el título de un libro de poemas de Cortázar.
Sí Ángeles, soy yo, pero no tengo blog. Te felicito por tus logros.
Ana